Amigos y amigos hoy compartiré algunas claves para mejorar las relaciones laborales cuando trabajamos en remoto:

1.Prioriza las conexiones: para construir relaciones saludables hay que invertir tiempo y energía en las personas, es decir, en nuestro entorno. La tecnología nos ha abierto muchas posibilidades para que podamos construir estas relaciones a pesar de estar en remoto y ¿Cómo puedes construirla? Te doy algunos ejemplos:

Las circunstancias actuales han hecho que las relaciones interpersonales en la oficina, sean en muchos casos inexistentes o escasas, por ello es recomendable que se incentiven las videoconferencias grupales, de manera que el equipo pueda verse y escucharse con mayor facilidad pero no para tratar temas de la oficina, si no para interactuar en una ambiente más social ¡celebrar los cumpleaños! que cada persona desde su ordenador haga sus felicitaciones y la persona cumpleañera que comente los planes de su día ¡serán solo unos minutos!, haciendo juegos grupales (cartas, ajedrez, bingo, etc…), concursos de creatividad, fotos, quiz, entre otras.

2. Rompe el hielo a través de conversaciones triviales: cuando trabajas en remoto, con frecuencia, quizás no hayas tenido ocasión de conocer al equipo presencialmente, pero has tenido que coordinarte con ell@s para sacar adelante el proceso. Dependiendo de la cultura con la que trabajes puedes plantear algunas conversaciones “para romper el hielo” por ejemplo, en Perú puedes preguntar acerca de la familia y no se verá como intrusivo, pero en Alemania quizás sea mejor hablar sobre algún hobby. Conversaciones tales como ¿Te gusta viajar ¿Qué idiomas hablas? o ¿Te gusta cocinar? Estas conversaciones nos permiten descubrir los intereses de las personas y conocerles un poco más, de manera de poder conectar también en otros ámbitos. Es importante siempre tener presente la dimensión cultural de la persona, para que nuestras conversaciones resulten apropiadas.

3. Dar y agradecer: para crear relaciones saludables empieza por dar y agradecer. Cuando comienzas a dar en el trabajo, así sea de manera remota, se nota. Un simple gesto de preocupación por alguna persona del equipo, u consejo de alimentación y meditación, que se vea tu corazón generoso y abierto para dar, te aseguro que esta actitud abre las puertas más cerradas y blindadas ¡Ten paciencia! y ¡Aprende a dar!

4. Activar un propósito compartido: en estos momentos de pandemia, las familias, los seres queridos, el personal sanitario y todas las personas se preocupan por la salud de sus más allegados ¿Qué te parece si fomentas acciones concretas para ayudar a los demás? Ejemplo: enviar tarjetas regalo o comida para el personal sanitario, enviar mantas y ropa de abrigo a los más necesitados. Existen un sinfín de acciones que podemos hacer desde las organizaciones para ayudar y solidarizarnos con las personas más vulnerables.

5. Sesiones de wellness para los equipos: estas sesiones online tienen que estar dirigidas a mejorar el bienestar de las personas, por ello, desde mi experiencia sugiero, sesiones de ejercicios que puedan hacerse en casa o incluso en familia, charlas motivacionales, clases de yoga, zumba o bailoterapia, mindfulness, consejos sobre alimentación saludable, entre otras.

6. Aprendizaje digital y coaching: el aprendizaje continuo es clave en la vida de las organizaciones, sin embargo, en esta ocasión además de introducir la formación que generalmente se imparte, es necesario incorporar entrenamientos para aprender herramientas y habilidades para teletrabajar. Ejemplo: impulsa formaciones que te capaciten a mejorar el desempeño teletrabajando o crear un equipo de soporte que pueda ayudar a orientar o facilitar el teletrabajo. Crear un escenario que propicie un entorno de aprendizaje para mejorar las competencias en el trabajo a distancia, tiene que convertirse en un objetivo clave, ya que necesitamos personas que se sientan cómodas teletrabajando y en confianza para pedir ayudan si la necesitan.

7. El poder del reconocimiento: existen culturas que necesitan de un reconocimiento exterior y otras que con el reconocimiento interno se sienten bien. Con independencia de este matiz cultural, es importante potenciar en el trabajo a distancia el reconocimiento, es decir, esa felicitación o ese reconocimiento por ese bien hacer de las personas. En el mercado existen distintas herramientas para ello, en función de la cultura empresarial puedes utilizar una u otra o simplemente grabando un video o un audio para reconocer ese buen hacer ¡será positivo para el equipo!

8. Liderazgo en red: las personas líderes de equipo tienen en el teletrabajo una gran responsabilidad, ya que necesitan que su equipo saque adelante el proyecto, manteniendo la motivación, la confianza e implicación en remoto. Para ello, la comunicación abierta, inclusiva y escenarios continuos de diálogo son claves. Las redes sociales han abierto un abanico de posibilidades a las personas líderes para que puedan comunicarse por distintas vías utilizando un tono, una cultura y manera de comunicarse, la influencia que pueden llegar a tener es exponencial, así que ¡manos a la obra! hay que trabajar en la comunicación a través de las redes sociales.

¡Nos vemos en el siguiente post!

¡Excelente semana!

AUTHOR: Alejandra Ramírez Cuenca
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.